Vida saludable

Polen de abeja – Cuida tu salud!

polen de abeja beneficios

Conoce los beneficios de este nutritivo alimento que aporta una gran cantidad de beneficios para nuestra salud.

¿De dónde viene?

Las abejas recolectan y almacenan el polen, el cual es su principal fuente de alimentación, cubriéndolo con miel y cera. Esta mezcla termina provocando una fermentación que potencia los nutrientes del polen y dan lugar a un producto granulado.

Beneficios

  • Es un suplemento vitamínico natural con efectos energizantes. Ayuda a mantener la tensión arterial y eliminar la fatiga. Sin añadir calorías innecesarias.
  • Tiene un potente cantidad de antioxidantes.
  • Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas es ideal para regular los procesos digestivos. Muy recomendable para combatir las alteraciones del aparato digestivo como la diarrea o el estreñimiento.
  • Al igual que la miel, este alimento es capaz de producir fosfatos orgánicos, cuya función es regular y mantener el riego coronario.
  • Ayuda a combatir enfermedades como la diabetes o la hipertensión.

Diabéticos

Se han realizado numerosos estudios acerca del polen de abeja para tratar la diabetes, ya que se cree que su ingestión puede ayudar a los individuos con diabetes tipo 1 y tipo 2.

  • Contiene Vitaminas A, C y E, que ayudan a la curación de heridas en los diabéticos, a la par que previene complicaciones e infecciones.
  • Sus antioxidantes reduce los radicales libres del cuerpo reforzando la inmunidad. La diabetes vuelve a la persona susceptible a otras dolencias y estos antioxidantes ayudan a proteger la salud.
  • Su vitamina B ayuda a elevar la energía, contrarrestando el cansancio producido por la diabetes debido a la carencia de insulina.
  • Contiene, además, minerales, aminoácidos, proteínas y otros nutrientes que pueden ayudar al control de la diabetes.

Cómo tomarlo

En caso de tener algún tipo de alergia, se recomienda primero consultar a un médico antes de consumirlo.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta, es que no debemos abusar de este producto en ningún caso, por eso es importante adecuar su consumo a nuestras características y necesidades. 

Por ejemplo, en el caso de los adultos, se pueden ingerir hasta tres cucharaditas pequeñas al día, pero cuando hablamos de niños, la dosis se reduce bastante y en función de la edad podrán tomar 1 ó 2 al día (consultar antes con el pediatra).

Lo más habitual es consumir el polen de abejas en ayunas, aunque se puede hacer también en el yogurt o en una infusión.

Post relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − dos =