Recetas

Sal picante con especias y Szechuan

De comer bien siempre tenemos ganas. Pero algunos días, a pesar de tener hambre, nos faltan las ganas de cocinar algo especial y apetitoso. 

En esos días, recogemos las verduras medio pochas del fondo de la nevera y las ponemos en una sartén, con un sencillo chorrito de aceite de oliva como único aliciente. O descongelamos un trozo de carne (vegetal o animal) o pescado, y confiamos en que una vuelta y vuelta en la sartén sea suficiente para hacerlas mínimamente apetecibles y saciantes.

El objetivo es saciar nuestro apetito sin complicaciones y seguir con nuestras tareas diarias, como si la parada para comer fuera un trámite que hay que superar con la mayor rapidez posible.

En días como este, va genial tener un botecito de especias en el armario que dé vida a nuestra receta sin complicarnos la existencia en lo más mínimo.

Este es el ingrediente mágico que te traemos en el post de hoy.

Una pizquita de esta mezcla de sal y especias es suficiente para reavivar cualquier receta sencilla; como unos polvos mágicos, que encima puedes personalizar a tu gusto.

¿Pimienta de Szechuan con canela, cardamomo y vainilla? Una mezcla perfecta para aliñar un mole de chocolate. 

¿Pimienta de Szechuan con pimienta negra y nuez moscada? No hay masa de croquetas que se resista a esta combinación secreta.

La mezcla que hemos preparado es ligeramente picante y neutra de sabor, te servirá para condimentar cualquier receta, ya sea un potaje, una menestra o una ración de proteína animal o vegetal. Además, ya lleva la sal incorporada, por lo que darás sabor a tu receta en un solo paso.

Y si encima eres de los que disfrutan con el picante, con esta receta de Sal picante con especias y Pimienta de Szechuan, cualquier receta básica te elevará a la categoría de chef.

¿Quieres saber los ingredientes de estos sencillos polvos mágicos?

INGREDIENTES:

  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharada de pimentón picante
  • 1 cucharada de pimienta de Szechuan molida
  • 1/2 taza de sal 
  1. Si es necesario, muele la pimienta de Szechuan. 
  2. Mezcla bien los ingredientes y guárdalos en un tarro de cristal. 

Post relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =