Recetas, Vida saludable

Descubre las semillas de lino

Las semillas de lino han hecho un recorrido milenario hasta llegar a nuestras despensas. Son las semillas de una planta originaria de Oriente Próximo, que ya se cultivaba en el Antiguo Egipto, en las orillas del río Nilo o el río Tigris.

Actualmente, podemos encontrar cultivos de lino en países tan variados geográficamente como Canadá, Rusia, España, Egipto o Suecia. De hecho, el mayor productor del mundo de este tipo de semillas es Canadá.

Aunque se cosecha para recolectar sus semillas para uso culinario, la mayor cantidad de lino va destinado a elaborar aceite industrial (para hacer barnices, por ejemplo) y para alimentar animales de granja. Sin embargo, lo que realmente nos importa a nosotros ahora es el valor de estas pequeñas semillas en nuestra alimentación.

¿Por qué deberías consumir semillas de lino?

Las semillas de lino son un auténtico superalimento que deberías introducir en tu dieta sin pensarlo dos veces. La primera razón es que solo con una cucharada de semillas de lino habrás consumido hasta un 135% de la cantidad diaria necesaria de Omega 3!

El Omega 3, entre otras cosas, mejora la función cardíaca y la presión arterial. Por lo tanto, las semillas de lino son beneficiosas para tu corazón.

La segunda razón para consumirlas es que son un chute de fibra. Poseen lignanos y mucílagos, dos componentes con todos los beneficios de la fibra, que mejoran el tránsito intestinal además de poseer efectos antioxidantes. Por lo tanto, las semillas de lino ayudan a tu sistema digestivo.

Y la tercera razón, entre muchas otras, es que son ricas en vitaminas y minerales, en particular en vitamina B1, vitamina E, fósforo y magnesio. Por lo tanto, protegen el sistema inmune, el sistema nervioso y los huesos.

Existen muchas variedades de semillas de lino. Todas comparten una forma parecida: son semillas ovaladas, aplanadas y ligeramente puntiagudas.
Es probable que hayas visto habitualmente las semillas de lino dorado y las semillas de lino marrón. Ambas tienen propiedades nutricionales parecidas. 

Puedes consumirlas germinadas, molidas o enteras (aunque en este caso es muy probable que evacues sin absorber todas sus propiedades).

Un ingrediente tan sencillo y tan poderoso merece un lugar en nuestra despensa. ¡Ven a vernos a nuestra tienda a granel en Barcelona y llévate ya tu paquetito de semillas de lino!

Post relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 19 =